Acúfenos / Tinnitus

¿Qué es?

El acúfeno o tinnitus es la percepción de un sonido en uno o en ambos oídos cuando no existe un sonido externo que provoque dicha percepción. Las personas afectadas escuchan un sonido aún en situaciones de absoluto silencio ambiental. Este ruido tiene descripciones muy variadas según cada paciente. Hay referencias de siseos, campanillas, grillos, ruido de agua, ruido de lluvia, etc.

Causas

Las causas de los acúfenos son muy variadas y, además, muchas patologías del oído tienen los acúfenos o tinnitus como síntoma asociado. Desde la superproducción de cera hasta patologías graves como los tumores acústicos pueden ser la causa de los tinnitus. Una de las causas más comunes es la exposición a sonidos fuertes en el trabajo o en el ocio. Existen otras causas relacionadas con problemas no asociados con el oído, como un trauma a la cabeza, trastornos de la vértebra cervical (cuello) o de la articulación temporomandibular (la mandíbula). También el tinnitus puede ser causado por enfermedades cardiovasculares, alergias, tiroides subactiva o degeneración de los huesos del oído medio. Además, también existen causas farmacológicas. Desde la  Asociación de Pacientes Afectados por los Acúfenos alertan de que más de 200 fármacos recetados y no recetados tienen al tinnitus como muy posible efecto secundario.

Acúfenos / Tinnitus: Síntomas

El paciente que padece tinnitus o acúfenos tiene, sobre todo, un síntoma: escucha ruidos que no derivan de ningún sonido externo que provoque dicha percepción. Más allá de este punto, el tipo de sonido y la molestia que éste suponga difiere mucho en cada persona. Los pacientes de acúfenos describen ruidos como siseo, campanillas, viento, ruido de agua, etc. y puede ser percibido por un oído, el otro, o por los dos.

Acúfenos / Tinnitus: Tratamiento

El tratamiento del tinnitus dependerá si se ha identificado qué lo causa o no. En el primer caso, puede estar motivado por un tapón de cera que deberá retirarse o por una medicación que el paciente dejará de tomar. Es en el segundo caso cuando el tratamiento es más complejo. Para paliar los efectos de los acúfenos pueden utilizarse una serie de medios.
  • Para las personas que tienen tinnitus y pérdida de la audición, es posible que utilizar un audífono sea útil.
  • Existen además unos enmascadores que se colocan detrás de la oreja y crean ruido blanco (ruido de fondo constante). Esto hace que el tinnitus se sienta menos.
  • Muchas personas que tienen tinnitus se deprimen, por lo que, en ocasiones, es recomendable recurrir a ayuda psicológica.
  • Terapia de restricción del tinnitus: Este método utiliza una mezcla de asesoría psicológica con enmascaradores u otros métodos. No es una solución rápida, pero muchas personas la encuentran de utilidad con el tiempo y la práctica.
  • Relajación: El estrés no es una causa del tinnitus pero sí puede hacer que éste empeore.

Acúfenos / Tinnitus: Prevención

La mejor forma de prevenir la aparición de acúfenos es la protección:
  • Evitar la exposición a ruidos fuertes a largo plazo y actividades que lo pongan en riesgo de tener pérdida de la audición.
  • Cuando se registre una exposición a fuertes ruidos, se recomienda el uso de tapones u orejeras.
  • Escuchar música en un volumen bajo con los auriculares.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR