Anorexia

¿Qué es?

La anorexia nerviosa es un trastorno de la conducta alimentaria en el que la persona padece una alteración de su propia imagen corporal y rechaza mantener un peso corporal normal, buscando siempre la delgadez, con miedo enfermizo a ganar peso y verse ‘gorda’, incluso aunque tengan un peso insuficiente para su edad y estatura.

La anorexia nerviosa aparece sobretodo en niñas y mujeres jóvenes, pero también puede ocurrir en varones. El inicio suele ocurrir durante la adolescencia.

Causas

La causa exacta de la anorexia nerviosa todavía se desconoce. Hay diversos estudios que otorgan un papel importante en su aparición a la genética, a la acción hormonal y sobretodo a las ideas y actitudes que se promueven en la sociedad que distorsionan el concepto de belleza o de cuerpo saludable en la población general. Se han identificado diversos factores de riesgo para la anorexia:
  • Preocupación exagerada o prestar demasiada atención al peso y la figura
  • Percepción negativa de la propia imagen
  • Tener un trastorno de ansiedad en la niñez
  • Haber tenido problemas alimentarios durante las etapas de bebé y primera infancia
  • Ciertas ideas rígidas culturales o sociales respecto a la salud y la belleza
  • Personalidad excesivamente perfeccionista o demasiado centrada en normas y reglas

Anorexia: Síntomas

Los síntomas en la anorexia nerviosa de forma general son:
  • Miedo intenso a engordar o aumentar de peso, incluso cuando el peso es insuficiente.
  • Negarse a mantener el peso que se considera normal para su edad y estatura
  • Imagen corporal muy distorsionada
  • Centrar la concentración y el interés en el peso corporal o en la figura
  • Negarse a admitir el peligro de la pérdida de peso.
  • Limitar de forma alarmante la cantidad de alimento que se come
  • Provocase el vómito en ocasiones, como una purga para eliminar aquello que se acaba de comer.
La persona que sufre anorexia también puede presentar conductas patológicas, algunas de ellas son, por ejemplo:
  • Preocupación excesiva por las calorías y los nutrientes que contienen los alimentos.
  • Hacer ejercicio físico de forma prioritaria o a cualquier hora.
  • Comportamiento extraño ante el plato de comida, como por ejemplo, tardar mucho en comer y entretenerse cortando el alimento en trozos pequeños o moviéndolo o dándole vueltas en lugar de comerlo.
  • Ir al baño inmediatamente después de las comidas.
  • Negarse a comer con otras personas.
  • Abuso de medicamentos de tipo diuréticos (que hacen orinar más), laxantes o enemas, o terapias para adelgazar.
Entre las complicaciones de la anorexia pueden ocurrir:
  • Osteoporosis por pérdida de masa ósea.
  • Atrofia muscular y pérdida de grasa corporal
  • Disminución de la cifra de glóbulos blancos y mayor riesgo de infección.
  • Niveles bajos de potasio en la sangre, lo cual puede causar arritmias cardíacas.
  • Deshidratación, es decir, falta grave de agua y líquidos en el cuerpo.
  • Desnutrición por falta de proteínas, vitaminas, minerales u otros nutrientes importantes.
  • Convulsiones por complicación de la pérdida de líquido y salespor los vómitos o la diarrea de repetición.
  • Alteraciones de la glándula tiroides
  • Falta de menstruación (amenorrea) y alteración de las hormonas sexuales
  • Caries dental.
  • Piel amarillenta o manchada, reseca y cubierta con un fino vello.
  • Pensamiento confuso o lento, mala memoria o escasa capacidad de discernimiento.
  • Depresión
  • Sensibilidad extrema al frío

Anorexia: Diagnóstico

El diagnóstico de la anorexia nerviosa es sobretodo basado en la historia clínica y la exploración física. Es muy importante la entrevista médica junto con la valoración psicológica basada en una relación de confianza entre médico y paciente para poder abordar la situación de forma óptima sin que la persona se cierre al diálogo. También se solicitan pruebas complementarias como análisis de sangre que incluya un hemograma completo, bioquímica general con función renal y hepática, estudio de proteínas y albúmina en el plasma, pruebas de tiroides, niveles de hormonas sexuales, y análisis de orina. Además es importante tener un control del peso, la estatura y el índice de masa corporal. Uno de los criterios clínicos que se utilizan en el diagnóstico de la anorexia nerviosa, además de la presencia de los síntomas característicos (ver apartado sobre síntomas), es un peso corporal inferior al 85% del peso esperado para su edad y estatura, y un índice de masa corporal menor a 17,5 kg/m2. Es importante descartar que la anorexia sea debida a otra enfermedad, ya que algunos trastornos producen de forma secundaria una pérdida de apetito, la cual mejoraría al remitir la enfermedad.

Anorexia: Tratamiento

El tratamiento de la anorexia nerviosa los objetivos son restaurar un peso corporal normal y reeducar los hábitos alimentarios adecuados. En general el tratamiento es de tipo multidisciplinar, es decir, intervienen diferentes profesionales de la salud como equipo conjunto de médicos, psiquiatras, enfermeras, psicólogos y dietistas nutricionistas. El principal reto al que se debe enfrentar tanto la persona como su entorno cercano es el reconocer que tiene una enfermedad y que necesita ayuda. Además de tratar las posibles complicaciones médicas según cada caso, es necesario un abordaje psicológico tanto individual como en sesiones grupales que permita lograr algunas medidas positivas como: adquirir horarios y rutinas en las comidas, disminuir el exceso de actividad física, mejorar la calidad de las relaciones y actividades sociales. En ocasiones puede ser necesaria una estancia de ingreso hospitalario hasta lograr una estabilización del cuadro de anorexia grave y asegurar que la vida de la persona no corre peligro.

Anorexia: Prevención

La prevención de la anorexia nerviosa no es siempre posible, pero algunas cuestiones pueden ser de utilidad, por ejemplo:
  • Desarrollar unos buenos hábitos alimentarios desde la infancia, facilitando la autorregulación de la saciedad en los bebés y niños pequeños, evitando forzar a comer más de lo que tienen hambre.
  • Fomentar el pensamiento posivito y el reconocer aquellas cosas que gustan del propio cuerpo, sin criticar la apariencia de otras personas ni la propia.
  • Evitar compararse con otras personas y valorar las propias cualidades
  • Evitar el aislamiento social
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR