Queratosis actínica, ¿qué debes saber? #TuFarmacéuticoInforma



La queratosis actínica es una pequeña lesión cancerosa de la piel que aparece a partir de los 40 años en personas expuestas de forma crónica al sol
Enfermedades y patologías relacionadas: Cáncer de piel

La queratosis actínica también se conoce como “queratosis solar”

La queratosis actínica es una pequeña lesión áspera y escamosa de la piel que aparece a partir de los 40 años en personas expuestas de forma crónica al sol.

También conocida como queratosis solar, es una lesión cancerosa formada por un aumento anormal de los queratinocitos en la epidermis como respuesta a una prolongada exposición a la radiación ultravioleta.

Inicialmente, eran consideradas como lesiones precancerosas, pero actualmente son consideradas neoplasias malignas. “Aproximadamente, entre un 5 y 10 % de las queratosis actínicas se convertirán en carcinomas de células escamosas”, indica Pelayo del Pozo, vocal de dermofarmacia del Consejo General de Colegios Farmacéuticos.

Las características clínicas de la queratosis actínica son pápulas o máculas eritematosas que, progresivamente, se recubren de una escama o costra adherente dura, seca y áspera que se identifica más al tacto que con la vista. A su alrededor puede haber inflamación y eritema y se presenta en forma de lesión única o lesiones múltiples.

Su desarrollo es lento y puede alcanzar un tamaño de 3 a 6 mm y las lesiones pueden desaparecer para reaparecer posteriormente. En ocasiones, cursan con picazón o dolor.

¿Dónde puede aparecer la queratosis actínica?

La queratosis actínica aparece en las zonas más fotoexpuestas, es decir, aquellas a las que más les suele dar el sol. Por ejemplo, la cara, el cuello, las orejas, las manos, los antebrazos y el cuero cabelludo, especialmente en personas calvas. Si aparece en los labios, se denomina quelitis actínica.

¿Cómo se trata?

El diagnóstico de la queratosis actínica es médico y las lesiones se tratan localmente. En ocasiones, el dermatólogo recetará una crema o un gel para extraerlas, aunque generalmente se intentan remover mediante:

  • Crioterapia
  • Legrado (un raspado)
  • Terapia con láser
  • Terapia fotodinámica

¿Qué deben hacer las personas con queratosis actínica?

Es necesario que estos pacientes utilicen fotoprotección tópica específica frente a queratosis actínica. Con evidencia avalada en prevención del campo de cancerización y que contenga en su composición gran proporción de activos reparadores. Por ejemplo, enzimas reparadoras o Polypodium leucotomos.

También es necesario que se hagan controles dermatológicos periódicos y una autoexploración de forma regular.

Como decíamos, el paciente con queratosis actínica debe usar, además, un fotoprotector específico que:

  • Fortalezca la función barrera
  • Proteja de todo el espectro de radiación (Ultravioleta A, ultravioleta B, luz visible e infrarroja)
  • Neutralice los radicales libres
  • Repare el daño del ADN

También es recomendable complementar esta fotoprotección tópica con fotoprotección oral que contenga activos antioxidantes y reparadores del daño solar. “Así obtendremos una fotoprotección global, tópica y oral”, subrayan desde el Consejo General de Colegios Farmacéuticos.

Descubre más artículos sobre Dermofarmacia en el canal Tu Farmacéutico Informa.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR