Rusco, ¿cómo y cuándo tomarlo? #TuFarmacéuticoInforma



Aunque se ha utilizado tradicionalmente como diurético, la principal utilidad médica del rusco es el alivio de las piernas cansadas
Enfermedades y patologías relacionadas: Hemorroides, Varices

El rusco favorece también la circulación de la sangre

El rusco o Ruscus aculeatus es una mata de cepa rastrera y subterránea, conocida también como brusco, acebillo o arrayán salvaje. Su parte medicinal se encuentra en el rizoma y en la raíz. Además, es importante tener en cuenta que sus frutos tóxicos, por lo que deben excluirse.

De forma tradicional, el rusco ha sido utilizado como diurético, pero los estudios han demostrado que posee propiedades venotónicas interesantes; es decir, que favorece la contracción de las venas y facilita la circulación de la sangre.

Asimismo, el rusco evita el edema y la inflamación, por lo que su uso principal en medicina es para aliviar los problemas a asociados a una mala circulación: fundamentalmente, las piernas cansadas.

Componentes activos del rusco

Entre los componentes activos más destacados del rusco, podemos destacar:

  • Saponósidos con agliconas esteroídicas: ruscogenina y neo-ruscogenina.
  • Sales de potasio.
  • Flavonoides: rutósido, hesperidósido.
  • Trazas de aceite esencial.

Cuándo tomar rusco

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) aprueba el uso tradicional de rusco para el alivio de las molestias asociadas a trastornos venosos leves, tales como la sensación de piernas doloridas, cansadas y pesadas, con hormigueo e hinchazón.

También está indicado para el alivio de las molestias asociadas a las hemorroides, a la sensación de picor y quemazón.

Cómo tomarlo

En cuanto a la forma de tomarlo, es decir, su posología, la dosis recomendada para un adulto por la Agencia Europea del medicamento es la siguiente:

  • Si se emplea en forma de polvo de raíz: 350 mg, 3 veces al día.
  • Y si se administra en forma de extracto seco, la dosis variará en su composición, por lo que debe consultarse siempre al farmacéutico.

Como recomendación general, para preparados en forma de polvo o extractos secos, se establece un consumo de entre 7 y 11 mg al día de ruscogeninas, el componente activo antes referido.

Asimismo, en caso de administrar rusco como crema venotónica, para piernas cansadas por ejemplo, es recomendable aplicarla en forma de masajes ascendentes.

Descubre más artículos sobre Plantas medicinales en el canal Tu Farmacéutico Informa.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR