Seborrea en el cuero cabelludo, ¿qué debes saber? #TuFarmacéuticoInforma



La seborrea en el cuero cabelludo es una enfermedad eritematoescamosa muy común que afecta más frecuentemente a los hombres
Enfermedades y patologías relacionadas: Dermatitis, Alopecia / Calvicie

La seborrea en el cuero cabelludo es un tipo de dermatitis seborreica, una enfermedad eritematoescamosa muy común que afecta a las áreas de mayor concentración de glándulas sebáceas. Estas son el cuero cabelludo, la cara, las axilas y las ingles. El Consejo General de Colegios Farmacéuticos explica en el vídeo las claves de esta patología.

La seborrea en el cuero cabelludo puede provocar caída del cabello

La seborrea causa importantes alteraciones estéticas, con manifestaciones clínicas fácilmente reconocibles:

  • Rojeces
  • Eritema
  • Descamación blanco-amarillenta

En el cuero cabelludo, además de la aparición de escamas grasas, es frecuente la caída del cabello, por lo que constituye uno de los principales motivos de consulta en la farmacia comunitaria.

Actualmente, se estima que en torno al 3-5 % de la población sufre dermatitis seborreica. Los hombres se ven más afectados que las mujeres, muy probablemente por tener una piel con mayor proporción de glándulas sebáceas.

¿Por qué aparece la seborrea?

El principal factor implicado en su desarrollo es la infección por varias especies del hongo Malassezia, considerándose otros factores exógenos, como son el estrés, la fatiga y la depresión, la exposición a ambientes fríos y secos y la falta de sueño.

Determinadas profesiones también son especialmente favorables a la aparición de la enfermedad, como, por ejemplo, el trabajo en ambientes muy húmedos.

El tratamiento de la dermatitis seborreica persigue dos objetivos fundamentales:

  • Eliminar el hongo responsable de la infección.
  • Tratar la inflamación asociada.

¿Qué tratamientos existen para la seborrea en el cuero cabelludo?

En formas leves de la enfermedad, se aconseja lavar el cuero cabelludo y el cabello con:

  • Un champú antifúngico. Estos champús suelen contener piroctona, olamina, climbazol y/o ketoconazol. Pueden utilizarse cada 2 o 3 días, dejando transcurrir unos minutos antes de aclararlo.
  • También es recomendable aplicar queratolíticos. El ácido salicílico, el ácido láctico o la urea disminuyen el grosor del estrato córneo de la piel y favorecen el desprendimiento de las escamas. Pueden utilizarse en lociones o champús, solos o asociados a antifúngicos.
  • Otros activos con actividad queratolítica, fungicida y antiinflamatoria, como el sulfuro de selenio o el piritionato de zinc.

En formas moderadas o graves, el médico podrá sustituir o combinar el tratamiento anterior por.

  • Corticoides tópicos, en loción o solución.
  • Fármacos inhibidores de calcineurina, como tacrolimus, especialmente si las lesiones son extensas o no se observa mejoría con el tratamiento habitual.

Otras recomendaciones

Para controlar esta patología es muy importante utilizar productos de higiene diaria indicados específicamente para pieles con dermatitis seborreica.

Descubre más artículos sobre Dermofarmacia en el canal Tu Farmacéutico Informa.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR