Tipos de otitis en niños: ¿Cómo tratarlas?

Canal: Pediatría


Las otitis en niños son infecciones que tienden a producirse repetitidamente, pero existen trucos para evitar que los pequeños sufran dolor de oídos, ¡descúbrelos!
Enfermedades y patologías relacionadas: Otitis

La otitis en niños puede ser por acumulación de moco o de pus

La otitis en niños es una infección que tiende tiende a ser repetitiva. Como explica el Dr. Jesús Garrido (Mi Pediatra Online) en el vídeo, se trata de pequeños que responden de una forma exagerada a las infecciones en una zona concreta de su organismo, lo que complica la enfermedad en esa zona completa.

Es importante aclarar que las infecciones repetitivas, como la otitis en niños, no están relacionadas con tener las defensas bajas, sino con una respuesta exagerada del organismo. Por ejemplo, “hay niños que, ante un catarro, producen una cantidad excesiva de moco dentro del oído”, explica el Dr. Garrido.

Tipos de otitis en niños

La acumulación de moco en el oído produce presión con dolor, de tal forma que se inflama el tímpano, produciendo lo que se conoce como otitis.

En ocasiones, incluso, puede ser tal la presión que el tímpano se perfora y el moco sale hacia fuera. Es lo que se conoce como otitis secretora, que puede ser con pus o con moco.

  • Con pus, la otitis en niños produce dolor día y noche como respuesta a la inflamación que produce la infección.
  • Con moco, no hay infección, sino acumulación de moco. El dolor es más intenso cuando sube la presión , y se mitiga cuando baja la cantidad de moco. Por la noche y durante la siesta, el niño suele sentir mayor dolor, mientras que este se reduce cuando está de pie.

Tratamientos disponibles

Los antibióticos son útiles solo en caso de que la causa de la otitis sea una infección bacteriana. Tal y como explica el Dr. Garrido, para identificar la causa conviene prestar atención a los síntomas del niño. Se considera que este tipo de fármacos pueden servir si existen:

  • Dolor constante
  • Fiebre
  • Moco maloliente de aspecto purulento

“Si el moco no es maloliente y no duele nada más que cuando el niño se tumba porque se acumula y hace presión, no sirve de nada darle antibiótico”, indica el pediatra, que apunta a un crecimiento excesivo de las vegetaciones como causa de esta otitis frecuente. En esta situación, lo efectivo es realizar al niño el baile del moco para reducir las vegetaciones.

Cuando esta técnica no resulta, es posible que sea necesaria la cirugía, bien para:

  • Reducir el tamaño de las vegetaciones
  • Poner drenajes que mantengan abierto un agujerito en el tímpano por el que pueda salir el moco sin que haya presión ni dolor y evitar, así, las infecciones.

Ahora bien, “estas opciones las debe barajar siempre el otorrino con el pediatra”, concluye el doctor.

Descubre más artículos sobre Infecciones infantiles en el canal Pediatría.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR